Mi alma tiene sed del Dios vivo

Hoy es un día muy especial en el que vuelven a abrirse nuestros templos, vamos a poder celebrar la Eucaristía y acercarnos con confianza para orar ante el Señor. Una ausencia que nos ha dolido en el alma y un momento que muchos de vosotros habéis deseado ardientemente.

Ver más vídeos

Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.