LAS HERMANDADES Y COFRADÍAS SOMOS IGLESIA

Bajo el titulo general de la “La eclesialidad de las hermandades y cofradías. Criterios y desafíos pastorales”, se celebró el encuentro anual de Hermandades y Cofradías el día 27 de Octubre 2019 en Jarandilla organizado por el Secretariado Diocesano. Acudieron cofrades de diversos puntos de la Diócesis, en total alrededor de 400, acompañados por sus presidentes, Juntas Directivas y algunos consiliarios. Como dijo la Directora del Secretariado, hay que insistir en éste terma de pertenencia a la iglesia, ya que repercute no solo en la vida cristiana del Cofrade, sino también en las manifestaciones de la piedad popular que no pueden vivir al margen del resto de la parroquia y de la diócesis. Se evidenció en la Eucaristía inicial, en la Parroquia de Santa Maria de la Torre , el buen saber, estar y rezar, como asamblea litúrgica que pone a los pies del Altar su fe y su compromiso cofrade, y en torno al Pastor diocesano, Nuestro Obispo D José Luis, que ofreció una hermosa, sencilla y profunda homilía que llegó al corazón de los asistentes. Subrayó, entre otras cosas, la importancia de sentirse iglesia, la formación cofrade y el vivir como testigos en medio del mundo, en comunión con la vida y misión de la Iglesia. Gráficamente lo expresó con la imagen del oxígeno y el anhídrido carbónico. Ideas que más tarde D. Jesús de las Heras Muela, desarrolló en su conferencia con belleza, palabra fácil, e inteligible para todos, estructurada en estos puntos: las Hermandades y Cofradías, como camino de fe, esperanza para la Pastoral Juvenil, oratorio, escuela y taller,que nacen en la Iglesia y están a su servicio. Son signo de comunión y no de división y enfrentamiento, convencidas de su ardor misionero y atentas a la caridad con todas aquellas personas o instituciones que lo necesitan. Hizo especial hincapié en que las características del cofrade , y de la misma cofradía, deben tener en cuenta el trípode siguiente: su profesión de fe, las obras de misericordia y el sufragio ante la muerte. Así nacieron y sus orígenes no se deben olvidar, si no, se convertirían en asociaciones no eclesiales y , por supuesto, perderían su finalidad y naturaleza. Más tarde, la alegría y satisfacción del encuentro, reflejada en los rostros de los asistentes, se vio fortalecida en la comida de hermandad en el Hotel Ruta Imperial, y en un acto cultural a cargo del grupo de folklórico de Jarandilla ”Virgen de Sopetrán” , El Secretariado, una vez más agradece la asistencia numerosa de los participantes, la colaboración del Ayuntamiento de Jarandilla y de su Comunidad Parroquial , en la persona de su Párroco, D, David Calderón que con un nutrido grupo de cofrades de las diferentes hermandades y cofradías de Jarandilla, hizo que el Encuentro Diocesano se desarrollara de en un ambiente inmejorable. Así mismo agradecemos al señor Obispo su asistencia, el cual participó en el encuentro como un cofrade más, y a D. Jesús de las Heras por su magnífica y pedagógica conferencia. Una sensación bastante generalizada del encuentro es que ha sido como un balón oxígeno para los cofrades y cofradías, para seguir trabajando desde la Iglesia y en la Iglesia, con el compromiso de que cada cofrade sea un centinela para sus hermanos y para la misma cofradía, formando una hermosa sinfonía que tiene la misma partitura: la del plan salvador de Dios para la humanidad.

Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.