«He sentido que la ciudad de Plasencia me esperaba»

DIARIO HOY 30-06-17

El recién estrenado obispo de Plasencia, José Luis Retana, ha puesto en valor la «gran acogida» que ha recibido de la capital del Jerte y ha manifestado que ha sentido que «la ciudad me estaba esperando».

Hace casi una semana que el prelado vivió la ceremonia de ordenación y ya ha comenzado su actividad a la cabeza de la diócesis, según ha explicado a los medios en una reunión en la que ha querido dar a conocer sus planes y proyectos.

 

El obispo ha considerado que lo más importante para poder «dar a Plasencia lo que necesita y merece» es conocer la situación de la diócesis, por lo que ha comenzado a reunirse con los 15 arciprestados y los más de 100 sacerdotes que forman parte de ella. Estas citas se prolongarán durante el mes de julio y le llevarán hasta la zona de Béjar. «Lo primero es saber lo que se hace, conocer la diócesis y a sus colaboradores» ha explicado.

Entre las prioridades de Retana se encuentra valorar la situación del seminario para preguntarse si «es buena la estancia de los seminaristas» y qué es lo mejor que puede hacerse para que su formación, una cuestión de «vital importancia», sea en todo momento la mejor.

La importancia de Guadalupe

Retana ha explicado que no desconoce el conflicto que existe en Extremadura al pertenecer el monasterio de Guadalupe a la diócesis de Toledo. La petición de que la patrona pase a formar parte de cualquiera de las diócesis extremeñas se ha convertido ya en histórica.

Ante esto, el obispo ha indicado que se trata de una «pretensión justa y hermosa de los extremeños el querer tener a la Virgen de Guadalupe con ellos» pero ha indicado que esta cuestión «no depende de la diócesis».

Similar es el caso de otra de las cuestiones que se han puesto sobre la mesa: la celebración de la exposición Las Edades del Hombre y su interés de que el episcopado pueda albergarla en alguna de sus ciudades. Actualmente el proyecto está adjudicado a distintas localidades hasta 2019 y en los últimos años la diócesis placentina ha intentado llevar a alguno de sus templos esta celebración.

Retana ha indicado que «existe la posibilidad», pero ha matizado que «no ocurrirá hasta que los presidentes de Extremadura y Castilla y León no se sienten a hablar, lleguen a un acuerdo y potencien el asunto».

Atraer a los jóvenes

José Luis Retana ha declarado que una de las necesidades de la iglesia católica es «abrirse al mundo y no quedarse en la sacristía». Según ha explicado su experiencia como párroco le ha servido para ver que el mundo sufre dolor y necesita ser abrazado. «El abrazo es un modo de hacer sentir a alguien que también será salvado por Dios», ha declarado.

En cuanto a la juventud, una de las asignaturas pendientes de la iglesia, Retana se ha mostrado tajante al respecto: «El problema no son los jóvenes, sino que no hay maestros de vida que inculquen la fe» y les trasmitan modelos e intereses saludables. «Nosotros pertenecemos a una generación a la que nuestros padres inculcaron la fe», ha explicado el obispo, que guarda una relación muy estrecha con su padre. Retana ha indicado que existe «mucho desconcierto entre los jóvenes» que muchas veces se ven desbordados por la gran cantidad de nuevas emociones y experiencias a las que están sometidos.

El prelado ha explicado que dirigir un centro de educación especial y estar al frente de la parroquia de Ávila son cuestiones que le han permitido «acercarse a las personas», una actitud que quiere mantener en la diócesis placentina en la medida de lo posible.

Comparte esta noticia

Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.